• Las caries suelen ser el motivo de dolor de muelas más frecuente. Y, si no se trata como es debido, puede dañar el nervio, provocando un problema más difícil de solucionar.
  • Una enfermedad como la gingivitis o la periodontitis. También en este caso es importante acudir al dentista durante los primeros síntomas.
  • Bruxismo. O lo que es lo mismo, apretar los dientes en exceso y de forma involuntaria.
  • Dolor muela del juicio. A veces, al salir, pueden producir algún dolor. Pero existen muchos otros motivos que pueden provocar que nos duelan.