Mala postura


Mantén recta la parte superior de la espalda.
No dobles la cintura hacia adelante para levantar algo. Dobla las rodillas y deja que los brazos y las piernas hagan el esfuerzo. Aprieta las nalgas y el abdomen para darle aún más apoyo a la espalda. Aunque el objeto no pese mucho, mantenlo tan cerca del cuerpo como sea posible. Cuando lo sostengas, gira los pies y no la espalda. Trata de no girar ni torcer el cuerpo. Y sobre todo, no levantes objetos pesados más arriba de los hombros.