Consultar a tu médico o a tu farmacéutico. Te indicará si hay algún tipo de problema.